La internacionalización de las empresas

Muchas de las pequeñas y medianas empresas se han visto afectadas por los cambios económicos en los últimos años, por eso la internacionalización de las empresas ha sido la mejor ruta de escape para evitar la crisis española en la medida de lo posible.

El proceso de internacionalización que desarrolla la empresa fuera de su entorno geográfico no es fácil sino se dispone de las herramientas necesarias para llevarla a cabo, no hay que olvidar, que las ventajas son mayores con respecto a los obstáculos, pero siempre hay que tener una preparación previa y exhaustiva.

  1. El idioma

Si se quiere tener un reconocimiento internacional y acceder a todos los mercados, el inglés es el principal requisito para ello, es indiscutible que hoy día, es el idioma que rige el mundo y que a la hora de establecer relaciones de negocios internacionales, la carencia de un nivel de inglés, supone una enorme desventaja e incluso la imposibilidad de establecer tales relaciones.

Pero tenemos un titular que muchos conocemos y que nos gustaría oír cada vez menos “muchas empresas españolas reconocen que  a la hora de comunicarse en inglés con sus clientes potenciales encuentran obstáculos en su comunicación.” 

La solución más habitual que suelen recurrir las empresas es contratar a un intérprete externo a la empresa, sin embargo pocos intérpretes están especializados en los tecnicismos legales y  comerciales, por lo que cada vez más empresas optan por la opción de instruir a sus propios trabajadores en el inglés específico requerido para sus negocios, esa formación tiene que permitir dotar a los trabajadores, de las herramientas necesarias para abordar situaciones reales de negociación, presentación de empresas, productos, etc. en función de las necesidades de la empresa.

Por lo tanto, es indiscutible que el conocimiento del inglés es una de las herramientas más útiles y necesarias a la hora del desarrollo internacional de un negocio.

  1. La cultura

Es importante tener el idioma para poder comunicarse con futuras relaciones comerciales con otros países, pero a la vez, sigue siendo de vital importancia, conocer la cultura de esos países.

La cultura es tan significativa como el idioma, ya que ésta influye en la forma de percibir de las personas, de cómo visualizan y actúan en el mundo y por lo tanto en cómo hacen negocios. Cuando diferentes culturas entran en contacto, convergen en algunos aspectos pero en otros la diferente idiosincrasia tiende a amplificarse, por ejemplo un saludo formal no es igual en diferentes lugares del mundo.

 El tema cultural está tomando una gran importancia para la realización de negocios internacionales, por eso, muchas escuelas de negocios buscan una solución incluyendo en sus programas cursos de administración intercultural.

Bárbara

barbara-web

Barbara (administración)

Jefa de Administración. Licenciada en Ciencias Ambientales y Técnico Superior en PRL. Formador Ocupacional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.