Aprender inglés a los 2, 3 y 4 años

Cuando se trata de enseñar inglés a niños menores de 4 años es importante conseguir que estos vean la clase de inglés como un juego. A tan corta edad, la enseñanza del idioma debe ir dirigida a la adquisición de la lengua de manera natural. Esto se consigue creando una atmósfera donde los niños se sientan cómodos y reciban todos los estímulos en esa lengua.

Nuestras clases de 2, 3 y 4 años están dirigidas a conseguir un desarrollo mental, intelectual y creativo en los niños. Para ello nos apoyaremos en tres recursos básicos y fundamentales:

  • El uso de ‘flashcards’; se trata de tarjetas que contienen dibujos con la materia que estamos tratando cada mes. En las primeras clases es el profesor quien pronuncia el vocabulario y los niños repiten y asocian las palabras con sus correspondientes imágenes. Con el transcurso de las clases, los niños van siendo cada vez más capaces de nombrar las imágenes en inglés sin la ayuda del profesor. Para conseguir este objetivo, nos basamos en la repetición continua. Esto se hace en tres series, la primera serie se dice todo el vocabulario seguido y los niños repiten. En la segunda fase el profesor pregunta ‘‘What is it? It is …’’ de esta manera se favorece el aprendizaje de estructuras gramaticales. En la tercera serie se hace lo mismo que en la segunda pero de manera individual para comprobar que todos los niños han aprendido el vocabulario. En esta parte siempre se sienten muy motivados para decir rápidamente el vocabulario y mostrar sus conocimientos. Así mismo, se ayudan mucho entre ellos cuando ven que un compañero se queda pensando en la palabra.
  • La música; las canciones son recursos que siempre motivan a los niños y a través de ellas se aprende mucho vocabulario y estructuras. Al principio de cada clase cantamos algunas canciones para dar la bienvenida a la clase y otras donde trabajamos el vocabulario que estamos tratando durante ese mes. A lo largo de la clase reproducimos canciones que mantenemos durante todo el curso ya que se trata de contenidos básicos como son los números, el abecedario, los colores, el tiempo, días de la semana y meses del año. Para finalizar, usamos canciones para despedirnos en inglés. Son canciones pegadizas y sencillas que los niños aprenden sin dificultad y les gusta cantarlas y bailarlas. Tenemos un baile fijo para cada canción ya que de esta manera les resulta más fácil relacionar el vocabulario que aparece en las canciones con acciones y asocian significados. A través de los gestos escenificamos lo que se dice en la canción y eso atrae su atención.
  • Videos con vocabulario; los niños aprenden inglés escuchando el idioma y relacionando lo que oyen con objetos o acciones que conocen pero lo más importante, es la atención. Al visualizar un video con imágenes lo habitual es que los niños se centren en las imágenes que están viendo y no presten atención a lo que escuchan. Por este motivo nos encargamos de hacer énfasis al vocabulario clave que se dice en el video y lo repetimos durante y después de la reproducción.

Para finalizar, tenemos un cuadernillo que les encanta con fichas donde los niños pueden trabajar el vocabulario aprendido durante la clase mediante recortables, coloreando y asociando palabras con imágenes.

Natalia Ubago

Barbara (administración)

Jefa de Administración. Licenciada en Ciencias Ambientales y Técnico Superior en PRL. Formador Ocupacional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.